David Chávez

Comencé a practicar yoga en el 2006 y Ashtanga en el 2008. Con los años, se ha convertido en una herramienta muy valiosa para el auto-conocimiento y encontrar un poco más de paz y claridad en el día a día. Enseño Ashtanga Yoga porque creo firmemente en que la práctica puede traer grandes beneficios a todo aquel que le de una sincera oportunidad. Me siento muy afortunado de poder compartir esta disciplina que me ha dado tanto.

He tenido la fortuna de realizar viajes de estudio al KPJAYI, en Mysore, India, bajo la tutela de Sharath Jois desde 2010. De igual manera, me considero afortunado de poder llamarme alumno de dos de los grandes Ashtangis occidentales: Tim Miller y Richard Freeman.